Raza regia se despide con tristeza de los tacos del Obelisco

La eliminación de los puestos generó gran nostalgia a los regios que por décadas acudían a la zona por sus tacos, luego de largas jornadas por el centro de la ciudad.

Texto de Carolina López

El Obelisco es uno de los monumentos más importantes en la historia de Nuevo León, ésta fuente con el obelisco al centro y alrededores en forma de glorieta, que se encuentra ubicada en Juan Ignacio Ramón, entre Juárez y Cuauhtémoc, representa la fundación de la ciudad.

El 20 de septiembre de 1596 el militar español Diego de Montemayor fundó la ciudad, junto con 12 familias españolas, llamándola “Ciudad Metropolitana de Nuestra Señora de Monterrey”

A lo largo de los años la historia de éste gran monumento ha pasado un poco desapercibida.

Las condiciones que se conservan actualmente en la zona se han caracterizado por ser el inicio y fin de rutas urbanas, en las que miles de regios transitan a diario para llegar a sus destinos, pero no sólo eso…

Por décadas, el Obelisco se convirtió en el lugar ideal para llegar a comer unos deliciosos tacos.

Los puesteros se ganaron a los regios y fueron el “aliviane” perfecto tanto para trabajadores, estudiantes y hasta turistas, que por el atractivo costo de la orden fueron siempre los preferidos, pese a las bromas sobre la dudosa procedencia de la carne, es innegable decir que ofrecían unos tacos exquisitos.

El día de hoy lamentablemente ésta tradición llega a su fin, luego de que el alcalde Adrián de la Garza informó a los medios que los puestos han sido retirados debido a que se ha retomado un proyecto que pretende regenerar el centro de la ciudad.

Dicho proyecto llamado “Calle Completa” tendrá una inversión de 42.4 millones de pesos en el que se pretende mejorar la imagen de la ciudad, comenzando con la remodelación de la calle Juan Ignacio Ramón, desde la Avenida Cuauhtémoc hasta la Avenida Juárez.

La zona del obelisco se convertiría entonces en una plaza con fuentes interactivas, sonorización e iluminación especial, con mejor vegetación y piso renovado.

“Este es el resultado de uno de los proyectos que se están presentando el día de hoy, que es la ampliación de las banquetas, no nada más la ampliación, sino que tenga acceso universal para una mejor y mayor comodidad para ciudadanos, pero sobre todo también, en el que poco a poco se vaya incentivando una inversión diferente en el centro de la ciudad que ayude a la regeneración, que haya una movilidad urbana diferente y que ayude a disminuir también los contaminantes”, indicó el alcalde de Monterrey a la prensa.

En cuanto a los comerciantes informales que se ubicaban en la zona del Obelisco el alcalde aseguró contar con un plan para la reubicación de los mismos, en donde podrán seguir con sus negocios de una manera más formal.

Si bien éste proyecto que promete una mejor calidad de vida urbana es para beneficio de los regiomontanos, la noticia ha generado cierta tristeza pues la raza de Monterrey tiene que dejar de seguir la tradición de llegar por sus tacos al Obelisco en donde se conservan miles de anécdotas que el día de hoy se recuerdan con gran nostalgia.

Carolina López

Add comment

Most popular

Most discussed